¿La Dieta ACBA Contiene Bacterias?

Dieta ACBA para perros

Dieta ACBA natural. El propósito de este artículo es mostrarle a las personas que están preocupadas por la contaminación con bacterias de los alimentos crudos para perros, que tambien existe una preocupación similar por los alimentos procesados. Este artículo es de dominio público El autor es Donald R. Strombeck DVM, PhD, y es el inicio de su libro Home Prepared Dog & Cat Diets, The Healthful Alternative.

Traducción del Artículo escrito por Donald R. Strombeck DVM, PhD

Las bacterias y otros microorganismos contaminan los alimentos procesados para mascotas y pueden ser responsables de enfermedades del sistema digestivo.

Las bacterias se encuentran asociadas con otros microorganismos en los ingredientes que se utilizan para la fabricación de alimentos para perros y tienen la capacidad para sobrevivir en la materia prima durante el envío, manipulación, procesamiento y almacenamiento.

La mayoría de los alimentos para perros están expuestos a muchas fuentes potenciales de contaminación con microorganismos que se encuentran en gran cantidad durante la producción, cosecha, manejo, procesamiento, almacenamiento, distribución y uso en las casas de los consumidores

La contaminación puede ser por bacterias del suelo, el agua, el aire, las plantas vivas, cereales secos o abonos, los animales, los seres humanos, aguas residuales, equipos de procesamiento, ingredientes y materiales de embalaje. Durante el proceso final de fabricación de alimentos secos para perros, el alimento se recubre con un baño a presión de saborizantes y grasa animal líquida y aunque la cocción destruye la mayoría de las bacterias, el producto final pierde su esterilidad durante el posterior secado de la, grasa del recubrimiento, y las etapas de empaquetado del proceso de fabricación.

El número de bacterias en los alimentos varía y depende de:

La contaminación inicial
Aumentos de contaminación por bacterias durante el proceso
Re contaminación por la descomposición de los ingredientes
Proceso de rancidez durante el almacenamiento y comercialización
La manipulación y cuidado del alimento en casa.

El número habitual de bacterias en la mayoría de productos utilizados para la alimentación es de 1,000 a 10,000 bacterias en cada gramo.

El uso de Ingredientes de mala calidad, falta de saneamiento, refrigeración insatisfactoria, re contaminación o mala manipulación y almacenamiento prolongado son las causas de que los alimentos procesados para perros contengan altas poblaciones de bacterias.

Un estudio realizado recientemente se enfocó en determinar el número y tipo de bacterias que podrían ser cultivados a partir de muestras tomadas de muchos alimentos comerciales tipo secos para mascotas, el resultado fue sorprendente ya que todos los alimentos analizados mostraron estar contaminados con bacterias.

El mismo estudio determinó que el número y tipo de las bacterias contenidas podrían no causar enfermedades en los perros, solo si el alimento era consumido unas horas después de su fabricación, pero al ser empaquetado, transportado y almacenado la contaminación bacteriana del pienso aumentaba día con día.

Es previsible que los alimentos secos para perros pueden causar aún más problemas cuando algunos propietarios dejan el alimento a libre acceso para sus perros durante las 24 horas del día.

En cachorros esto es aún más peligroso cuando vemos que en la etiqueta un gran fabricante de alimentos para perros recomienda que durante el destete, lo mejor es mantener su alimento humedecido disponible en todo momento para los perritos, sin considerar que, las bacterias en el alimento seco humedecido se multiplican rápidamente.

Está científicamente documentado que las diferentes cepas de Salmonella que son causantes de diarrea bacteriana en los perros, pueden ser cultivadas en un 30% a partir de las heces de perros alimentados exclusivamente con alimentos secos comerciales.

El estudio mencionado demuestra que los alimentos comerciales contaminado contienen entre las bacterias patógenas más comunes a la Salmonella y esto es algo que las personas que los comprar lo ignoran. Un aviso reciente en la revista American Veterinary Medical Association informó que “Los resultados de un investigación hecha por la FDA a ingredientes vegetales y harinas de carne utilizados en la fabricación de alimentos comerciales para perros indican que cerca del 57% de las muestras de proteína animal y 36% de las muestras de proteínas vegetales dieron positivo a contaminación por Salmonella y que además se encontró que más del 60% de las plantas de procesamiento de alimentos para animales y el 37% de las plantas de procesamiento de ingredientes vegetales para mascotas dieron positivo para cepas patógenas de Salmonella.

Este reporte fue presentado en la reciente reunión de la Asociación de Salud Animal de Los Estados Unidos De América.

Se que los defensores de los alimentos comerciales para perros argumentan que ” Las harinas de carne para mascotas se cocinan para matar las bacterias de Salmonella”, pero la realidad indica que donde se contaminan mayoritariamente es en la planta de procesamiento, donde la comida está expuesta a la contaminación después de la cocción.

Las posibilidades de contaminación de los alimentos comerciales para perros con Salmonella es tan grande por la sencilla razón de que la mayoría de las empresas productoras de harinas de carne tienen como protocolo de calidad el que los lotes de harinas con alta contaminación bacteriana se vende para el consumo animal.

Por desgracia, la gente supone que los alimentos comerciales no están contaminados significativamente con bacterias ya que los fabricantes crean la imagen de que son alimentos saludables.

Pero además de la contaminación por Salmonella, la enfermedad causada por alimentos contaminados con Staphylococcus Aureus es la segunda forma más comúnmente identificada de enfermedades bacterianas transmitidas por los alimentos y se encuentran más comúnmente en la harina de carne contaminada y aunque los fabricantes cocinen el producto para destruir las bacterias el calor no destruye a las toxinas que ya se han formado durante el almacenaje y procesamiento, así que las toxinas son arrastradas al producto final creando un sinnúmero de problemas gastrointestinales en los perros.

La contaminación por toxinas de Staphylococcus Aureus solo puede evitarse mediante el uso de alimentos limpios y frescos.

El Clostridium Perfringens es la tercera causa bacteriana más común de las enfermedades transmitidas por los alimentos comerciales y está bien documentada en perros y gatos. El Clostridium Perfringens se encuentra normalmente en el tracto intestinal de animales pequeños y no causa problemas.

Pero las harinas de carne contaminadas con Clostridium Perfringens aunque se puede cocinar para matar al organismo, las esporas de este sobreviven y suelen contaminar los alimentos procesados para mascotas, las esporas del Clostridium Perfringens son resistentes a los desinfectantes y el calor.

La Escherichia Coli se encuentra normalmente en el intestino grueso de los animales, en un intestino sano las bacterias no causan problemas ya que la mayoría de estos estos organismos no son patógenas. pero otros pueden invadir la mucosa intestinal y el cuerpo, produciendo una enterotoxina que destruye directamente la mucosa y causa diarrea.

De igual manera la cocción reduce la capacidad de Escherichia Coli para causar trastornos gastrointestinales matando al organismo y la destrucción de algunas toxinas que produce, pero las bacterias también producen toxinas que son resistentes al calor.

La presencia de Escherichia Coli en los alimentos representa “la contaminación fecal”, y es más común que los ingredientes para consumo animal estén más contaminados que los destinados para el consumo humanos. Por ejemplo, el harina de carne que se usa en muchos alimentos para perros se prepara a partir de animales muertos durante el traslado a los rastros o proviene de carnes de decomisos sanitarios en mataderos, siendo la mayoría de estos despojos contaminados con heces que contienen bacterias (coliformes).

Finalmente los hongos son la causa más nociva de las enfermedades transmitidas por los alimentos comerciales para perros ya que se relaciona con la mayoría de las reacciones alérgicas.

Muchas toxinas son producidas por hongos, siendo la aflatoxina producida por Aspergillus Flavus la más estudiada. Muchos de los alimentos y piensos contienen aflatoxinas siendo el maíz la fuente de toxinas más significativa.

Los fabricantes no analizan en los alimentos procesados ​​para mascotas la presencia de endotoxinas bacterianas o de aflatoxinas producidas por hongos, pero pueden estar presentes.

La industria de alimentos para mascotas utiliza fuentes baratas de proteína animal como harinas de desecho y cereales no aptos para consumo humano con el fin de producir productos baratos. Por lo tanto, la proteína-harina de carne y harinas de cereales que utilizan, están la mayoría de las veces contaminadas con bacterias patógenas como la Salmonella, Staphylococcus Aureus, Escherichia Coli, Clostridium Perfringens y el Aspergillus Flavus, agentes que han sido aislados de los productos cárnicos usados en la fabricación de alimentos para mascotas.

Los fabricantes de alimentos seguirán argumentando que este problema se resuelve por la cocción de su pasta durante tiempos más largos y temperaturas más altas. pero la verdad científica es que el calor no destruye las endotoxinas ni las aflatoxinas que son una importante causa de enfermedades digestivas, tóxicas y alérgicas en perros y gatos.

Donald R. Strombeck DVM, PhD

Comentario final:
Para la preparación de la dieta cruda de tu perro usas carnes e ingredientes destinados al consumo humano y que son vendidos en los mismos comercios en los que compras los alimentos para tu familia, luego entonces al ser frescos no contienen endotoxinas y mucho menos aflatoxinas ya que estas solo se encuentran en las harinas de los cereales.

En el tracto digestivo de tu perro se encuentran de manera natural la mayoría de las bacterias que contienen los alimentos naturales crudos y esas bacterias no le causan problemas a tu perro, pero lo que si puede ser la causa enfermedad, debilidad y proliferación de bacterias son las toxinas bacterianas y fungales que se producen durante la fabricación, transporte, almacenaje y uso de los alimentos comerciales para perros.

Si el artículo te gustó por favor compártelo con tus amigos. ¡Gracias!

SÍGUEME EN GOOGLE+: https://www.google.com/+RubenBorjaOficial
SÍGUEME EN TWITTER: http://Twitter.com/Ruben_Borja
¡LIKE EN FACEBOOK!: http://on.fb.me/rubenborja
CANAL DE YOUTUBE: http://www.youtube.com/user/CotoDeLobos
OTRO DE MIS BLOGS: http://MiPerroEducado.com
HAZME LA PREGUNTA QUE QUIERAS: http://ask.fm/RubenBorjaM

Deja-tu-comentario-abajo

One comment

  1. Yair diaz dice:

    Muchas gracias, es de mucha utilidad el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *